Arquitectura / Paisajismo / Urbanismo

Plaza de les Glorias Catalanas, la plaza que nunca ha funcionado como tal

Hace ya bastante tiempo Jaume Guàrdia planteaba dos artículos referentes a la Plaza de las Glorias Catalanas de Barcelona, una patata caliente durante años para los políticos involucrados en temas de la planificación de la ciudad condal. En el primero habla sobre el derribo del “Scalextric” de la Plaza de las Glòries y en el otro sobre la solución adoptada para la futura plaza.

A mi parecer, y tal como se menciona en estos artículos previos, fue un concurso con propuestas muy similares debido a posibles pactos previos de la movilidad, y a priori el resultado fue visto como un interesante concurso para la ciudad pero realmente no fue así. Tuvo poca aportación para saber qué Barcelona se quería construir sin embargo fue muy aceptado entre los vecinos por pasar de un anillo gris a un pulmón verde de “Canòpia Urbana”.

En el vídeo anterior se observa la propuesta ganadora, un tanto atrevida pero con definiciones muy acertadas. Personalmente y a grandes rasgos me gustaron ciertos aspectos de la propuesta; no obstante no pude llegar a entender el derribo del anillo/viaducto existente, conocido como el tambor viario de las Glòries, pero es que fecha de hoy entiendo aún menos la construcción de este nuevo túnel con tantas complicaciones. No soy ningún experto en esto de la planificación pero creo que esto de la experimentación en el diseño urbano no suele ir muy bien y menos sin dar la posibilidad a debates constructivos de calidad.

Será una obra carísima y con un riesgo muy elevado. Parece ser que Barcelona no ha aprendido mucho de los errores… Véase el Fórum de las culturas de 2004 o el actual túnel de la línea 9 en el que tendremos alrededor de unos 16.000 M€ “soterrados”.

Quizá es parte de mi ignorancia del tema y debo formarme más en ello para así tal vez entonces llegar a entenderlo, pero es que tenemos una obra faraónica a medias y empezamos otra para dejar la ciudad aún más patas arriba.

A la ciudad condal le gusta mucho esto de los túneles y falsos túneles sin embargo, como en ocasiones anteriores, es posible que el coste sea algo mayor a lo proyectado, por no decir mucho, y con ello se sucederán bastantes situaciones curiosas entre las entidades implicadas.

Estas posibles situaciones, que ojalá no ocurran, pueden ser la causa de una incorrecta planificación urbana en relación a decisiones con un aire político. Tal y como Jaume Guàrdia comentaba, únicamente hay un ingeniero urbanista entre los 14 miembros del jurado. Se habla sobre hacer debates urbanos públicos para garantizar el dialogo y así evitar errores, pero como siempre… ¿Quién tiene la última palabra?

Durante la construcción del túnel el tráfico de la Gran Vía pasará por la superficie de la plaza y parte del tráfico se absorberá por las calles adyacentes. Entonces la pregunta es: ¿si se confía en que el ensanche tiene suficiente capacidad de absorber la parte del tráfico porqué se mantiene la construcción el túnel?

Cabe destacar que la solución adoptada tendrá unos 508 metros de longitud (entre las calles de Castillejos y Badajoz) y llegará a una profundidad de 25 metros bajo el rasante de la plaza. Ha tenido que encajarse entre 4 túneles de líneas ya existentes, la L1 del metro de Barcelona, la R1 hacia Maçanet -Massanes, las R3 y R4 de las líneas de Manresa y Puigcerdá y la línea de las estaciones de Francia y Sants. Este encaje también ha sido aún más complejo debido a la cantidad de servicios afectados y los colectores del subsuelo.

Esta solución tiene que construirse debajo de todo ese entramado, lo que supone un coste elevado y una obra con muchas complicaciones. ¿Podría haber sido posible plantear la conexión de otra manera? Afectar tanto al transporte público como al privado implica la generación de nuevas situaciones de tráfico en la toda la ciudad y no únicamente en los alrededores de la plaza.

Está claro que es un proyecto que puede quedar muy bien aunque es muy complejo y con barreras de todo tipo. Cabe destacar que está enfocado a crear una de las mayores plazas públicas de la ciudad, concebida como un pulmón verde, dónde se prioriza al peatón pero no se quiere perjudicar el tráfico de la Gran Vía.

Se habla de un coste estimado de unos 30 M€ para la idea ganadora del túnel (más otros 30M€ del derribo del anillo) y con ello posiblemente nos atraparemos los dedos otra vez. Entonces, ¿tenía realmente sentido plantear este túnel bajo el resto de infraestructuras y con el riesgo económico y técnico que conlleva?

 


Fuentes y/o referencias:

[1] – Jaume Guàrdia Tomàs – “La nueva Plaza de las Glòries en Barcelona”

[2] – Jaume Guàrdia Tomàs – “Así será la futura Plaza de las Glòries”

[3] – Glories.cat

Tags: , , , , , , , , , , , ,

6 Comments

  1. Bona crítica amb la que coincideixo. T’has deixat de tenir en compte el desviament del colector del carrer Castillejos (acabat el 2012). Un apunt, els 30M€ d’on venen? Les obres del túnel s’han adjudicat per 50M€, no?
    En qualsevol cas, sumar-hi les baixes temeraries dels contractistes i ja tenim el pastís perfecte.
    En definitiva, un exemple clar de la falta de planificació i de les ganes de grans anuncis dels polítics.

    • Oscar Maza Lalueza says:

      Isaac, els 30M€ corresponen a la idea guanyadora que es va imposar a les altres 9. Tenia un cost aproximat de 29,9M€ i permetia executar les obres durant sis fases (entre 2015 i 2018).

      Com bé apuntaves, tal i com pots veure al link de “Glories.cat“, l’adjudicació final del túnel ha estat per 49.675.740€ (sense IVA), un primer tast del pastís que comentaves anteriorment.

      Cal destacar que a data d’avui el Govern ja s’ha compromès en afegir més de 60M€ fins 2017 per obres i equipaments de la zona.

      A més a més s’està parlant de perllongar el tramvia fins a Glòries, els famosos 3,9km per la Diagonal…

      El pastís perfecte i rodó.

  2. El Proyecto que se está ejecutando no es el más barato, esto es obvio. Las dificultades técnicas y constructivas se puede apreciar en las animaciones que han presentado. Pero el diseño final de tunel y sin anillo viario proviene del documento de acuerdo entre ayuntamiento y entidades vecinales, y hay que recordar que el diseño ha pasado por 2 gobiernos de signo diferentes (PSC y CiU) y ahora está en manos de Bcn en Comú.

    Con esto quiero decir que puede que sea una obra cara para la época, pero ha existido consenso político-vecinal. Para mi lo que más he echado en falta es este dialogo por parte de sectores más técnicos, creo que nos hemos olvidado de entrar en los debates del diseño de la ciudad, hay que dejar de lado miedo de no entrar en la política y hacer valer también los criterios de los técnicos.

    • Oscar Maza Lalueza says:

      Exacto Jaume, sería muy saludable que no exista en los gobiernos locales un respeto profundo entre lo técnico y lo político, podría conjugarse.
      El técnico debería respetar algunas de las decisiones políticas de igual modo el político debería respetar las decisiones de carácter técnico y normativo para una armoniosa decisión final en beneficio de la comunidad. Sería entonces cuando todos ganarían pero eso es muy difícil, o al menos hasta ahora lo ha sido.
      Se debería evitar tender a restringir la delegación de la toma de decisiones por el hecho de conservar la centralización de la autoridad política pero, lamentablemente, ellos son los que “mandan”.
      Sin embargo tampoco sería bueno llegar a unas decisiones 100% tecnócratas, debería fomentarse un equilibrio y ser un debate conjunto, un debate entre todos los entes implicados: políticos, vecinos/afectados y técnicos.

  3. Rafael says:

    Entre escėpticos y llenos de vėrtigo asistimos al proceso de reestructaración de la Plaza de España de Madrid con participación ciudadana previa incluida. Os invito a permanecer atentos!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*