Ingeniería

Diseño de soluciones estándar en ingeniería (I)

Hace un tiempo, se publicó en este magazine un mágnifico artículo de Héctor Beade-Pereda generando el debate (necesario) sobre cómo plantearse el proceso proyectual, presentando una metodología. Creo que el artículo es muy necesario, y expone ideas que creo deben de ser interiorizadas por todos aquellos ingenieros que tengan «aspiraciones estéticas» para con su obra realizada o simplemente se planteen el jercicio de la profesión como un affaire matemático-físico.

Tras leer, interiorizar y madurar las ideas expuestas en el artículo, hay un aspecto que no comparto, y que creo que puede ser el origen de un nuevo artículo, que espero genere un debate enriquecedor.

Hasta ahora hemos hablado de la necesidad de una metodología proyectual, para saber «leer» las necesidades del proyecto (usos, entorno, programa, retorno de inversión, etc…) de tal manera que seamos capaces de desarrollar un proyecto ÚNICO que de respuesta a ese problema multivariable con una solución de calidad que resuelva el proyecto mejor que ninguna otra. Aunque sé que no era la intención directa, se transmite que en ingeniería civil una misma solución no puede satisfacer dos problemas diferentes en dos lugares diferentes.

En mi opinión esto no es así. La ingeniería Civil, al igual que otras disciplinas debe de ser capaz de plantear estrategias para poder realizar soluciones estándar que puedan resolver problemas de manera flexible. Tomemos como referencia el diseño industrial, donde se diseñan productos destinados a resolver un problema concreto, en las más variopintas situaciones. El éxito o fracaso del producto reside en plantear una estrategia proyectual global que permita entender el problema con sus adaptaciones, para llegar al mayor número de usuarios.

No siempre la solución más bella es la más eficiente ante un problema. Referencia.

No siempre la solución más bella es la más eficiente ante un problema. Referencia.

Soluciones estándar pueden ser menos bellas, pero llegar a más público. Referencia.

Soluciones estándar pueden ser menos bellas, pero llegar a más público. Referencia.

Aunque en el citado artículo sobre metodologías proyectuales se pusieron buenos ejemplos de la falta de calidad de las soluciones estándar (puentes de Riccardo Morandi y Santiago Calatrava), creo interesante profundizar en la idea de la estandarización de diseños en ingeniería civil, como herramienta para dotar de calidad a la ingeniería de proximidad, tan importante en nuestra profesión, entendiendo como ingeniería de proximidad aquella que resuelve problemas ciudadanos de pequeña escala.

Puente de vigas prefabricadas. Referencia.

Puente de vigas prefabricadas. Referencia.

Puente pérgola con vigas prefabricadas. Referencia.

Puente pérgola con vigas prefabricadas. Referencia.

Puente sobre el río Mente. Javier Manterola. Se resolvieron luces de 90 m con vigas de catálogo. Referencia.

Puente sobre el río Mente. Javier Manterola. Se resolvieron luces de 90 m con vigas de catálogo. Referencia.

Detalle de la pila del puente sobre el río Mente. Javier Manterola Referencia.

Detalle de la pila del puente sobre el río Mente. Javier Manterola Referencia.

En los últimos tiempos, se ha hecho mucho hincapié en la visión técnica de estos conceptos sobre soluciones «trilladas», sobre todo mediante el desarrollo de las soluciones prefabricadas, soluciones que no suelen resolver todos los aspectos de un proyecto, por la falta de estrategias eficientes en el proceso proyectual aplicado a este tipo de obras, pero esto no siempre ha sido así.

En el pasado Ingenieros como Zafra, Ribera y Carlos Fernández Casado desarrollaron colecciones de obras de paso para el Ministerio de Fomento, en un anhelo de desarrollo de la ingeniería de proximidad desde una óptica completa. Hoy en día, el concepto de dichas obras de paso puede adaptarse a los conceptos planteados por Héctor Beade-Pereda en sus artículos, y partiendo de ambas ideas, desarrollar metodologías que permitan desarrollar buenas obras estándar que doten de calidad a la ingeniería de proximidad, tan maltratada en las últimas dos décadas en nuestro país.

El artículo se estructurará en dos entregas más, además de esta introducción:

  • ¿Es Dios o el Diablo quien se encuentra en los detalles? La importancia de la ingeniería de detalle.
  • La vigencia de las colecciones de obras de paso en los despachos de ingeniería del siglo XXI, ¿una buena estrategía?

 

Tags: , , , , , ,

3 Comments

  1. Adrián los puntos que planteas me parecen muy interesantes. Me recuerda un poco a un artículo de Mario Guisasola (http://puentesurbanospredisenados.anta-ic.com/) donde hablaba de puentes singulares prediseñados, donde mediante formas paramétricas diseñaba puentes metálicos. En obra civil la tendencia siempre es asociar las soluciones prefabricadas a las más baratas y por lo tanto a las de menor calidad estética. Pero obviamente no tiene porque ser así.

    Por otro lado, creo que en los artículos que publicó Héctor no es que criticara la solución prefabricada en si. Él habla de peunte ‘narcisistas’ como aquellos que solo se miran a ellos mismos y no a su entorno.

    Un saludo y gracias por compartir tus artículos.

  2. Pingback: Diseño de soluciones estándar en ingeniería (II). La importancia de la ingeniería de detalle.

  3. Nacho Payá says:

    Gracias por el artículo. Coincido totalmente con lo que en él se dice. Y Mario es un gran ejemplo de cómo conseguir una gran calidad con soluciones estandarizadas. Es una especie del «Ikea» de los puentes.
    Saludos

Responder a Nacho Payá Cancel

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.